UA-117446014-1 Saltar al contenido

Receta de Boquerones en adobo

07/09/2018
boquerones en adobo - Receta de Boquerones en adobo

Boquerones en adobo

boquerones en adobo - Receta de Boquerones en adobo

Los boquerones en adobo son una tapa de larga duración y de sabor intenso. Unos boquerones simples sobre una tostada de pan, con un buen chorro de aceite de oliva se puede convertir en un montadito impresionante. No hacen falta grandes elaboraciones o tiempo invertido, solo necesitamos una buena técnica para poder crear un pescado que se podrá conservar mucho mejor y que además, nos dará la oportunidad de comerlo siempre que nos apetezca. Una forma de comer este pescado azul, rico en ácidos grasos y muy recomendable para nuestra dieta, un tanto distinta. Ahora que apetecen recetas frescas, rápidas y deliciosas, la mejor opción son unos sencillos boquerones en adobo, son una delicia por si solos.

Ingredientes:

  • ½ kg de boquerones
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cucharada de orégano
  • 1 cucharada de pimentón
  • 1 vaso de vinagre
  • 2 vasos de agua
  • Sal
  • Harina
  • Aceite de oliva

Cómo preparar unos boquerones en adobo:

La parte más complicada de estos boquerones es limpiarlos correctamente. Nos lo pueden hacer en la misma pescadería, aunque si somos un poco habilidosos es un placer hacerlo nosotros mismos. Retiramos las vísceras y las espinas, lo mejor es que queden los lomos enteros y unidos, aunque al principio cueste un poco más.

Vamos poniendo los boquerones en agua con hielo para desangrarlos más rápidamente. Lo más recomendable es congelarlos antes de consumirlos, aunque si no disponemos de tiempo, es una forma mucho más rápida de conseguir un efecto similar.

Preparamos mientras el macerado de los boquerones con esos ingredientes que les darán un sabor impresionante. En un mortero introducimos el ajo pelado y laminado, empezaremos a machacarlo con el orégano y un poco de sal. Deberemos obtener una especie de pasta compacta.

Añadimos el pimentón, vinagre y un poco de agua a la mezcla anterior, tendremos de esta manera una mezcla de lo más natural, perfecta para adobar los boquerones. Si en lugar de vinagre, ponemos limón, quedará igual de bien y ayudará a que se cocinen un poco los boquerones.

Escurrimos los boquerones que tenemos en agua con hielo, los ponemos en una bandeja extendidos. Le ponemos el aliño que hemos preparado, tapamos con papel film y dejamos reposar los boquerones en la nevera. Deberán estar un mínimo de dos horas, aunque si los ponemos más, no pasará nada.
Convertir esta materia prima en una tapa es fácil. Escurrimos los boquerones, los pasamos por harina y los freímos con abundante aceite de oliva. Tendremos lista una tapa que con una cerveza fresquita ayudará a pasar estos calores estivales.