UA-117446014-1 Saltar al contenido

Receta de Crema de fresas para tartas

06/09/2018
crema de fresas para tartas - Receta de Crema de fresas para tartas

Crema de fresas para tartas

crema de fresas para tartas - Receta de Crema de fresas para tartas

La crema de fresas para tartas es una de las mejores opciones a la hora de rellenar un postre casero o directamente comérsela a cucharadas, está de vicio. Con solo 4 ingredientes podemos crear una crema que en el frío del congelador o en la nevera, es una maravilla. Las cremas son, además, una forma esencial de enriquecer cualquier postre que cobrará un protagonismo por si sola. Si le sumamos el hecho de que tiene una base de lo más natural, con fresas, una fruta que se encargará de darle el sabor y el color a este postre, tendremos lo mejor para crear un auténtico indispensable en repostería casera. Si quieres disfrutar de una deliciosa crema de fresas para tartas, toma nota de esta receta.

Ingredientes:

  • 270 gr de queso Philadelphia
  • 170 gr de mantequilla
  • 300 gr de azúcar glass
  • 170 gr de fresas

Cómo preparar crema de fresas para tartas:

Es importante a la hora de preparar una crema sacar los ingredientes fríos de la nevera. Para poder trabajar con el queso de untar y la mantequilla deberán estar a temperatura ambiente, de lo contrario será especialmente costoso integrar bien todos los ingredientes.

Sacamos los ingredientes de la nevera y mientras se ponen todos a temperatura ambiente, preparamos las fresas. Son las grandes protagonistas del plato, de su calidad, dependerá el resultado final de le receta.
Limpiamos las fresas, les quitamos las hojas y las ponemos en el vaso de la batidora para triturarlas. Haremos como una sopa con las fresas, debe quedar bien finita. La pasaremos por el colador para eliminar las semillas y conseguir una crema mucho más fina. Además, si rellenamos la tarta con una manga pastelera, podría atascarse por las semillas.

Seguimos batiendo el azúcar glass previamente tamizado con la mantequilla. Utilizamos las varillas eléctricas para darle mucho más volumen e intensidad. Estaremos unos 5 minutos hasta conseguir la textura necesaria y ese color más claro que combinará mejor con las fresas.
Es en ese momento cuando le añadiremos nuestra sopa de fresas, preparada y colada. Mezclaremos todo bien hasta que quede como una masa uniforme, de textura tipo salsa. El sabor ya será impresionante cargado de dulce.

Por último, le deberemos incorporar el queso crema Philadelphia. Este ingrediente le dará la cremosidad necesaria para convertirse en una crema. Al batirlo con el resto de los ingredientes ganará cuerpo y tendrá una textura mucho más consistente. Podemos poner la crema en cualquier tarta o dejarla en el congelador, lista para comerse. Está buenísima.