UA-117446014-1 Saltar al contenido

Receta de Ensalada de tirabeques con naranja y aceitunas

19/08/2018
ensalada de tirabeques con naranja y aceitunas - Receta de Ensalada de tirabeques con naranja y aceitunas

Ensalada de tirabeques con naranja y aceitunas

ensalada de tirabeques con naranja y aceitunas 300x169 - Receta de Ensalada de tirabeques con naranja y aceitunas

La ensalada de tirabeques con naranja y aceitunas es una de las más fáciles y originales que pueda existir. Los tirabeques son las vainas tiernas de guisantes repletas de sabor y de buenas propiedades. En la cocina tradicional existen infinidad de recetas, en las que este ingrediente es el protagonista indiscutible. Este tipo de verdura era muy apreciada a la hora de hacer guisos, pero también se puede comer con un punto de cocción suave en forma de ensaladas. Si quieres recuperar uno de los sabores más auténticos que existe, toma nota de esta ensalada de tirabeques con naranja y aceitunas.

Ingredientes:

  • 400 gr de tirabeques
  • 2 naranjas
  • Sal
  • 2 cebollas rojas
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • Pimienta molida
  • Perejil
  • Melisa
  • 2 cucharadas de vinagre
  • Aceitunas negras

Cómo preparar ensalada de tirabeques con naranja y aceitunas:

Los auténticos protagonistas de esta receta son los tirabeques, el primer paso será quitarles los hilos y las partes más duras que puedan tener y trocearlos al gusto. Esta verdura es fácil de cocinar, pero resulta un poco complicada de encontrar. Merece la pena probarla y disfrutarla, ese sabor tierno y marcado es especial.

En un cazo con agua y un puñado de sal herviremos los tirabeques. Necesitarán unos 4 minutos para quedarse tiernos. Para que no pierdan ese color verde tan intenso, pondremos un poco de agua con hielo, rápidamente los escurriremos y pondremos en ella para frenar la cocción y conseguir que se queden perfectos.
Seguimos con los acompañantes de estos tirabeques, las naranjas son una fruta ácida de matices dulces que combinará muy bien con la suavidad de los tirabeques. La pelamos con cuidado, eliminando toda la parte blanca, nos interesa que su carne esté en ese máximo esplendor que la hará brillar. La cortaremos a gajos del mismo tamaño.
La cebolla es la otra protagonista de este plato. La pelamos y troceamos en juliana, para que pierda un poco de intensidad, la ponemos a remojo en agua, será menos picante y encajará mejor en el plato de aquellas personas que no están acostumbradas a comerla cruda.

Prepararemos el aliño. Mezclamos en un bol el vinagre con el aceite de oliva y la sal. Le daremos un poco más de gracia incorporando las hierbas finamente picadas, el perejil y la melisa proporcionarán un sabor fresco e intenso a esta receta.
Disponemos en un cuenco los tirabeques con las aceitunas sin hueso. Le añadimos la naranja y la cebolla. Mezclamos bien, antes de servir esta ensalada la aliñamos. Estará increíble recién sacada de la nevera, es una delicia.