UA-117446014-1 Saltar al contenido

Receta de Galletas de avellana

06/09/2018
galletas de avellanas - Receta de Galletas de avellana

Galletas de avellana

galletas de avellanas - Receta de Galletas de avellana

Las galletas de avellanas son ideales para la hora del café o el desayuno. Se preparan a la velocidad de la luz y cuentan con solo cuatro ingredientes que se funden para crear una delicia que ganará intensidad a medida que las vayas preparando. Las galletas son uno de los indispensables en cualquier casa, es un dulce que suele durar días y días, permitiéndonos probarlo cada vez que necesitemos un buen bocado de sabor. Prepararlas de forma casera es una manera perfecta de saber en todo momento qué comemos, conocer la cantidad de azúcar y de ingredientes. Las avellanas las convertirán en una dosis extra de energía saludable. Si quieres disfrutarlas, toma nota de esta receta, te encantarán.

Ingredientes:

  • 150 gr de avellanas
  • 200 gr de mantequilla
  • 180 gr de harina
  • 70 gr de azúcar moreno

Cómo preparar galletas de avellanas:

Para esta receta mejor empezar con la mantequilla a temperatura ambiente. Se necesita poder trabajarla con las manos con mayor facilidad. La sacaremos de la nevera unos 20 minutos antes, para que esté perfecta.
En un recipiente ponemos la mantequilla con el azúcar. En este caso mejor que sea integral, las haremos un poco más saludables las galletas. Podemos usar las varillas o directamente con las manos. Este tipo de recetas son ideales para hacer con niños como ayudantes.

Trituramos las avellanas hasta que queden reducidas a polvo o harina, de esta forma de integraran mejor. Las vamos añadiendo a la mezcla de mantequilla y azúcar. Le dará un tono mucho más blanco a la masa, por efecto de su color pálido.

Le incorporamos la harina tamizada hasta que esté la masa con la textura necesaria de unas galletas. Espesa y con consistencia. Tendremos la base de estas galletas casi lista. Formamos una bola y dejamos que reposen unos minutos.
Mientras, encendemos el horno a 180º y preparamos la bandeja para ponerlas en ellas. Forramos la bandeja con papel de horno para que no se pegue la masa.
Sacamos la masa de la nevera y empezamos a darles forma, podemos extenderla con el rodillo de cocina. Con la ayuda de un cortapastas o con un baso les damos la forma adecuada. Las iremos disponiendo en la bandeja.

Estas galletas tienen un tiempo de cocción relativamente corto, en 15 minutos estarán preparadas, deben quedar tostadas, pero no demasiado. Quedarán crujientes y con un intenso sabor a avellana, una combinación ideal para el café o el chocolate. Solo nos quedará disfrutarlas.