UA-117446014-1 Saltar al contenido

Receta de Palitos de cangrejo rebozados

15/10/2018
palitos de cangrejo rebozados - Receta de Palitos de cangrejo rebozados

Palitos de cangrejo rebozados

palitos de cangrejo rebozados - Receta de Palitos de cangrejo rebozados

Los palitos de cangrejo rebozados son un delicioso entrante o picoteo que se convertirá en un imprescindible cada vez que necesites preparar algo rápido que guste a todo el mundo. Los palitos de cangrejo son un ingrediente que se caracteriza por ser una combinación de cangrejo y pescado que se trata y aplica de forma especial. Este surimi o palitos se suele emplear en todo tipo de ensaladas o platos fríos, pero en caliente tiene un sabor que irá en aumento a medida que lo vayamos cocinando. Toma nota de cómo conseguir un rebozado perfecto unido a un básico imprescindible, unos palitos de cangrejo, el resultado te sorprenderá.

Ingredientes:

  • 1 paquete de palitos de cangrejo o surimi
  • 2 huevos
  • Pan rallado
  • Harina para rebozar
  • Aceite para freír
  • Sal

Cómo preparar palitos de cangrejo rebozados:

Empezamos esta receta preparando el rebozado perfecto. La base de esta textura crujiente y delicada son unos huevos bien batidos. Les añadimos un poco de sal y pimienta para conseguir su mejor sabor.

A continuación, calentaremos el aceite en una sartén hasta conseguir que esté con una temperatura elevada y constante. El secreto de un buen rebozado es mantener el aceite caliente, si está frío o se enfría durante el proceso, hará que se separen el rebozado y los palitos provocando un plato nada apetecible.

Preparamos un plato con harina para rebozar y un plato con pan rallado. Los palitos de cangrejo son un ingrediente muy tierno que perderá consistencia cuando se caliente, necesita un rebozado contundente para dar lo mejor de si mismo y provocar un contraste que enamorará al primer bocado.
La primera parada de este rebozado será la harina, untamos cada palito con este ingrediente, eliminando los excedentes para que no tenga ningún grumo.

Seguidamente, remojamos los palitos en el huevo batido para que se humedezcan y con la harina forme una primera capa.

La última de las paradas es el pan rallado. Podemos poner un poco de panko un pan rallado de origen japonés un poco más grueso que el convencional, les dará una textura un poco más especial a estos palitos.

Escurrimos los palitos para que tengan un rebozado lo más uniforme posible y los vamos a ir friendo uno a uno. Es importante no poner demasiados a la vez para evitar que el aceite se enfríe.
A medida que vayan quedando doraditos los iremos colocando sobre un papel absorbente para que eliminen el exceso de aceite. Podemos servir estos palitos con un poco de mayonesa casera o salsa barbacoa estarán increíbles.