UA-117446014-1 Saltar al contenido

Receta de Pollo con salsa de regaliz

06/09/2018
pollo con salsa regaliz 1 - Receta de Pollo con salsa de regaliz

Pollo con salsa de regaliz

pollo con salsa regaliz 1 - Receta de Pollo con salsa de regaliz

El pollo con salsa de regaliz puede convertirse en una receta original, divertida y muy saludable. La combinación de una carne blanca como la del pollo, con pocas grasas y muchas proteínas, de sabor suave se fusionará perfectamente con un ingrediente de lo más especial. Los clásicos palos de regaliz serán la base sobre la cual crearemos una salsa de sabor inesperado. Su llegada al plato será muy sutil, el dulzor característico parecerá hecho para abrazar la textura del pollo y de los demás ingredientes que utilizaremos en este plato. Si quieres preparar un pollo de una forma distinta a todas las demás, toma nota de esta receta con salsa de regaliz, es sorprendente y deliciosa.

Ingredientes:

  • 1 pollo entero troceado
  • 25 gr de azúcar
  • 2 palos de regaliz
  • ½ vaso de caldo de pollo
  • 1 cebolla
  • Sal
  • Pimienta
  • Harina
  • Aceite de oliva

Cómo preparar pollo con salsa regaliz:

Empezaremos esta receta de pollo con salsa regaliz preparando la carne principal. Para este plato puedes utilizar un pollo entero o directamente solo las partes que más nos gustan, queda especialmente bien con alitas o con los muslos, mucho más jugosos.

Salpimentamos el pollo al gusto y lo enharinamos para poder sellarlo. Nos servirá para darle un poco de cuerpo a la salsa y conseguir que todos los sabores se unan a la perfección.
Antes de la llegada a la sartén del pollo empezaremos con la cebolla pelada y troceada lo más fina posible. La pondremos a pochar hasta que esté tierna. Será el momento de empezar a dorar el pollo. Es importante que se quede bien sellado, conservará todos sus jugos en el interior y nos ofrecerá un exterior un tanto crujiente.
Cuando esté bien sellado, pasaremos a preparar la salsa en la misma sartén. Esta salsa de regaliz es ideal para todo tipo de carnes, destacará especialmente en carnes blancas, con un solillo de cerdo y unas patatas estará espectacular.

Introducimos el azúcar, dejaremos que vaya cogiendo color y textura hasta casi convertirse en un caramelo. Será el momento de incorporar la nata y empezar a mezclar. Este ingrediente conseguirá que la salsa espese un poco más.

A continuación, pondremos el caldo de pollo para darle un toque de sabor al protagonista del plato. Seguidamente introduciremos los palos de regaliz. Dejaremos que todo se vaya cocinando hasta que coja cuerpo.

En ese momento ponemos el pollo y dejamos que coja color y sabor con el fuego apagado. Tendremos listo un plato original con un sabor inesperado.